Úlcera Gástrica: Etiología y Diagnóstico
Por: Amolca, C.A., 10 octubre

Extracto del Texto Original de:

Raafat Z. Abdel-Misih, MD, FRCS Edin, FRCS Eng, FACS, James D. Larson, MD, y Sherif R. Abdel-Misih, MD

MANEJO DE LA ÚLCERA GÁSTRICA BENIGNA

El número de operaciones electivas para la úlcera gástrica benigna ha disminuido dramáticamente en las décadas recientes. A medida que las generaciones de cirujanos con menos experiencia directa encuentran esta enfermedad, la importancia de la selección adecuada de pacientes y de la intervención apropiada se hace cada vez más importante. En general, la tasa anual de incidencia de la enfermedad ulceropéptica (EUP) es de 0,1 % a 0,3 %, resultando en casi 300.000 nuevos casos diagnosticados cada año; aproximadamente un tercio de estos son úlceras gástricas. El advenimiento de la terapia farmacológica para manejar la hipersecreción de ácido y tratar la infección por Helicobacter pylori es la razón principal para la reducción en la necesidad de intervención quirúrgica electiva.

 

ETIOLOGÍA

La etiología de la ulceración gástrica benigna es multifactorial y se des­cribe mejor en el contexto de cada tipo de úlcera. La infección por Heli­cobacter pylori y el uso de drogas antiinflamatorias no esteroideas (AINES) contribuyen en la gran mayoría de los casos; por esta razón, el manejo no operatorio de la enfermedad está indicado en casi todos los casos, con la excepción de la hemorragia, perforación, obstrucción y la enfermedad refractaria. El tratamiento directo del Helicobacter y su erradicación es primordial porque la curación completa de la mucosa ocurre menos del 0,5 % de las veces con infección persistente. Otros orígenes notables implicados en la enfermedad benigna incluyen el hábito de fumar, el uso de esteroides y el síndrome de Zollinger-Ellison.

 

PRESENTACIÓN Y DIAGNÓSTICO

El síntoma distintivo de la enfermedad ulcerosa es el dolor epigástrico. Más a menudo, este dolor se alivia con la ingestión de alimentos o an­tiácidos y recurre después de un corto intervalo. La evaluación del pa­ciente generalmente incluye múltiples modalidades, dados los amplios diagnósticos diferenciales de las molestias epigástricas, pero, básicamen­te, el diagnóstico descansa en la endoscopia. La esofagogastroduodenos­copia provee el diagnóstico definitivo, permite la caracterización de la localización y extensión de la lesión y provee tejido para la detección de microorganismos y enfermedad maligna.

En el caso del manejo conservador apropiado, una falla en la terapia médica es por lo general considerada como persistencia de la enferme­dad más allá de 12 meses. A muchos pacientes se les dan períodos de tiempo considerablemente largos, sin embargo, antes de la evaluación quirúrgica. La cantidad de tiempo dado a cada paciente depende de varios factores. El médico tratante puede preferir una espera más larga antes de la evaluación por el cirujano y los pacientes con comorbilidades múltiples que generalmente son malos candidatos quirúrgicos por lo general períodos de tratamiento más largos. Las úlceras en la curvatura mayor tienden a dar lugar a la intervención temprana dada la asociación de la enfermedad en esa localización con malignidad.

 

Los siguientes tópicos relacionados con el manejo de la úlcera gástrica benigna puede ser consultados en el libro de Terapias Quirúrgicas Actuales – Onceava edición, John L. Cameron, Andrew M. Cameron:

 

TIPOS DE ÚLCERAS GÁSTRICAS Y LOCALIZACIÓN:

  • Tipo I, II, III, IV y V.
  • Enfermedad de la mucosa relacionada con el es­trés.
  • Riesgo de cáncer después de la resección.
  • Úlcera gigante.
  • Obstrucción.
  • Perforación.

 

TÉCNICA QUIRÚRGICA:

  • Vagotomía y drenaje.
  • Extensión de la resección.
  • TÉCNICAS DE RECONSTRUCCIÓN:
  • Billroth I.
  • Billroth II.
  • Y de roux.
  • Abordaje mínimamente invasivo.
COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Úlcera Gástrica: Etiología y Diagnóstico
Por: Amolca, C.A., 10 octubre
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más