Trasplante de Páncreas – Complicaciones y Resultados
Por: Amolca, C.A., 21 noviembre

Extracto del Texto Original de:

Niraj M. Desai, MD, y

ames F. Markmann, MD, PhD

Las principales complicaciones después del trasplante de páncreas suelen ser de naturaleza técnica. La trombosis (venosa o arterial) es más fre­cuente en los injertos pancreáticos que en otros trasplantes de órganos sólidos y la incidencia reportada es de aproximadamente 5 a 10 %. La trombosis a menudo se produce durante la primera semana después del trasplante y se caracteriza por un aumento repentino en el nivel de glucosa en suero. En la mayoría de los casos de trombosis, es necesaria la remoción del injerto. La pancreatitis temprana ocurre en 10 % a 20 % de los casos y es en gran medida un reflejo del daño isquémico a la glándula durante la preservación y posterior reperfusión. Los niveles elevados de amilasa sérica y el edema del injerto son característicos, y la pancreatitis del injerto es usualmente tratada con octreotide. La fuga en el sitio del drenaje pancreático exocrino es otra complicación temprana, con el manejo a menudo dictado por el método de drenaje. Los trasplan­tes drenados en vejiga con una pequeña fuga en la duodenocistostomía a menudo se pueden manejar con drenaje de la vejiga a través de un catéter Foley, lo que permite que el sitio de la fuga sane con el tiempo. Las fugas en la duodenoyeyunostomía en trasplantes con drenaje entérico suelen causar peritonitis y es necesaria la intervención operatoria para controlar la fuga.

El rechazo después del trasplante de páncreas una vez fue muy co­mún. El diagnóstico de rechazo del páncreas es a menudo difícil, y una variedad de indicadores se utilizan para ayudar a establecer el diagnóstico. Estos incluyen niveles aumentados de amilasa sérica, disminución de la excreción urinaria de amilasa (si se utiliza el drenaje por la vejiga), biopsia del páncreas y presencia de hiperglicemia. Sin embargo, la hiperglicemia es un indicador tardío de rechazo, y el páncreas es a menudo difícil de rescatar una vez que ha ocurrido la hiperglicemia. Si se realiza un tras­plante TSR, entonces la disfunción del aloinjerto renal puede a menudo ayudar con el diagnóstico de rechazo pancreático, puesto que el proceso de rechazo generalmente ocurre en ambos órganos. Como resultado de la alta incidencia de rechazo y la dificultad de establecer el diagnóstico, los receptores de trasplante de páncreas generalmente reciben inducción de inmunosupresión potente con un agente depletor de la célula T y terapia de mantenimiento con tacrolimus, micofenolato mofetil y corticosteroides.

La cantidad total de inmunosupresión que reciben los receptores de trasplante de páncreas está entre los más altos para cualquier trasplante de órgano sólido. Como resultado, son más susceptibles a las complica­ciones de la terapia inmunosupresora. Estas complicaciones incluyen infecciones con bacterias, virus y hongos oportunistas; malignidades y complicaciones gastrointestinales. La alta incidencia de estas complica­ciones resalta la importancia de las estrategias de profilaxis efectiva.

 

RESULTADOS

La sobrevida del paciente y del injerto después del trasplante de páncreas ha mejorado significativamente desde la década de 1990. Las tasas de sobrevida de los pacientes son aproximadamente 97 % en el primer año y 92 % a los 3 años después del trasplante TSR. Se han reportado tasas de sobrevida del paciente similares para los receptores TPR y STP. La sobre­vida del injerto es variable, dependiendo del tipo de trasplante de páncreas realizado. Para los receptores TSR, la tasa de sobrevida del injerto de páncreas al año y a los 3 años es de 89 % y 80 %, respectivamente. Para los receptores TPR y STP, la tasa de sobrevida del injerto de páncreas al año y a los 3 años es de 84 % y 66 %, respectivamente.

El efecto de un trasplante de páncreas exitoso sobre las complicacio­nes asociadas a diabetes mellitus es debatido. Debido a que el trasplante exitoso restaura la euglicemia y los niveles normales de hemoglobina normal A, la mayoría de los partidarios sostienen que deben cesar las complicaciones diabéticas y que el daño puede revertirse. La neuropatía aparece estabilizarse y mejorar a menudo después del trasplante de pán­creas, mientras que disminuye la progresión de la retinopatía después de varios años de función del injerto. El desarrollo de nefropatía diabética en los riñones trasplantados de receptores TSR y TPR temprana parece ser prevenido por el trasplante de páncreas exitoso. En los receptores STP,

la nefropatía diabética parece estabilizarse después del trasplante; sin embargo, el beneficio renal es probablemente sopesado por el detrimento a la función renal causado por los agentes inmunosupresores de mante­nimiento, específicamente el tacrolimus o la ciclosporina.

Evidencias considerables sugieren que un trasplante de páncreas puede estabilizar las complicaciones secundarias de la diabetes y, en algunos casos, revertir el daño. A pesar de estas evidencias, el procedimiento es considerado apropiado solo para un subconjunto de pacientes con dia­betes tipo 1 debido a su naturaleza altamente invasiva en comparación con el tratamiento con insulina y por el potencial de complicaciones quirúrgicas significativas. Por lo tanto, las consideraciones de riesgo/be­neficio son de suma importancia en el trasplante de páncreas y desem­peñan un papel esencial en los procesos de selección de receptores.

 

Puede consultar información más completa en el libro deTerapias Quirúrgicas Actuales – Onceava edición, John L. Cameron, Andrew M. Cameron sobre el trasplante de páncreas entero, como las indicaciones y selección del paciente, operación del donante, operación del receptor, preparación del páncreas en la mesa accesoria o trasera y las consideraciones de riesgo / beneficio.

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Trasplante de Páncreas – Complicaciones y Resultados
Por: Amolca, C.A., 21 noviembre
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más