Manual de Psicofarmacología Clínica  Octava edición  LOGO American Psychiatric Publishing

Especialidades Medicas
Novedades Anuales, Novedades Marzo 2018

Manual de Psicofarmacología Clínica Octava edición LOGO American Psychiatric Publishing

  • Edición: Año 2018
  • Páginas: 800
  • Impresión: A una sola tinta
  • Tapa: Tapa blanda de lujo, gofrado
  • Formato: 15,00 x 23,00 cm
  • ISBN: 978-958-5426-15-3
  • Interés: MEDICINA – SIQUIATRÍA Y SICOLOGÍA

‟La octava edición del Manual de Psicofarmacología Clínica, dedicado a la memoria del gran psicofarmacólogo Jonathan Cole, sigue una larga tradición con respecto a la provisión de excelentes pautas para la aplicación clínica de los medicamentos psiquiátricos. Escrito en un tono coloquial comprensible, los autores han combinado una gran cantidad de información actualizada publicada, con su propia experiencia clínica como psicofarmacólogos en ejercicio. Los consejos prácticos, incluyendo diagnóstico, elección del fármaco, posología, duración del tratamiento y efectos secundarios, se ven reforzados con breves explicaciones neurobiológicas sobre los mecanismos de los fármacos. Los capítulos individuales se refieren al tratamiento del estado de ánimo, ansiedad, trastornos del sueño y psicóticos, junto con consejos útiles sobre las implicaciones legales de la prescripción de medicamentos psiquiátricos que se incluyen en las secciones introductorias. La población de pacientes hospitalizados, ambulatorios, de emergencia, y especiales (embarazadas, niños, geriátricos, toxicómanos) poseen sus propios capítulos, cada uno con información actualizada y recomendación sobre la prescripción. Esta octava edición, al igual que las ediciones anteriores, es un excelente recurso para todos aquellos que prescriben medicamentos a personas con trastornos psiquiátricos o sintomatología que necesitan tratamiento. Recomiendo esta nueva edición a todos los profesionales facultados en la prescripción de medicamentos para estas personas. También creo que este manual constituirá un recurso valioso para los clínicos del área de salud mental que no prescriben medicamentos “.

Carl Salzman, MD, Profesor de Psiquiatría, Escuela de Medicina de Harvard

Durante casi 30 años, el Manual de Psicofarmacología Clínica ha sido el volumen preeminente sobre medicamentos psicotrópicos y la fuente de referencia para los psiquiatras que prescriben a sus pacientes y para los estudiantes de psiquiatría y farmacología. Esta nueva octava edición ha sido completamente actualizado en reconocimiento de los avances continuos en el campo, incluyendo el lanzamiento de nuevos medicamentos aprobados por la (FDAAdministración de Alimentos y Drogas de EE.UU., los usos recientemente aceptados para las medicamentos existentes y las interacciones recientemente identificadas, las instrucciones de dosificación, y los efectos secundarios documentados. Al igual que las versiones previas, esta edición se encuentra lógicamente estructurada y es de fácil lectura. Sin embargo, un número cada vez mayor de agentes e indicaciones disponibles obligó a la condensación de algunas secciones y la eliminación de otras para evitar que el libro sea demasiado extenso para ser manipulado cómodamente. El volumen resultante es compatible con el DSM-5, fácil de usar y práctico, con tablas recapitulativas para la referencia rápida.

El ritmo y la complejidad de la investigación en esta disciplina fundamental exigen que los clínicos se mantengan al tanto de los nuevos medicamentos y protocolos de tratamiento promisorios. El Manual de Psicofarmacología Clínica provee la información fidedigna en un estilo educativo ameno, manteniendo el nivel de excelencia que los lectores esperan encontrar.

American Psychiatric Publishing

Una División de la Asociación Americana de Psiquiatría

www.appi.org

 

Alan F. Schatzberg: Kenneth T. Norris, Jr., Profesor, Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta, Facultad de Medicina de la Universidad Stanford, Stanford, California, EUA.

Charles DeBattista: Profesor de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta; Codirector, Clínica de Investigación y Programa de Investigación de la Depresión Director, Centro de Trastornos del Estado de Ánimo, Director, Formación en Psiquiatría para los Estudiantes de Medicina, Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta, Facultad de Medicina de la Universidad Stanford, Stanford, California, EUA.

Prefacio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxi

Declaración de conflicto de intereses.. . . . . . . . . . . . . xxiii

1 Principios generales del tratamiento

psicofarmacológico.. . . . . ... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

Consejo general.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

Pautas prácticas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

Asuntos legales, éticos y económicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

2 Diagnóstico y clasificación.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15

Organización general del DSM-5.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

Trastornos del neurodesarrollo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18

Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos.. . . . . 19

Trastornos del humor.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

Trastornos bipolares y relacionados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21

Trastornos depresivos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24

Trastornos de ansiedad.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27

Trastorno obsesivo-compulsivo y relacionados.. . . . . . . . . . . . . . 31

Trastornos relacionados con trauma y estresores.. . . . . . . . . . . . 32

Trastornos de síntomas somáticos y relacionados. . . . . . . . . . . . 34

Trastornos de la personalidad.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

Trastornos por uso de sustancia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36

Trastornos de la nutrición y de la alimentación.. . . . . . . . . . . . . . 37

Aprobación de la FDA de las estrategias

de reducción de síntomas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

DSM-5 y farmacogenéticas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

Resumen.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40

3 Antidepresivos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45

 Historia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48

Principios generales del uso de los antidepresivos.. . . . . . . . . . . 50

Escogencia de un antidepresivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56

Duración del tratamiento.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56

 Inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina. . . . . . . . . 59

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81

 Inhibidores de la recaptación de serotonina-noradrenalina

(venlafaxina, desvenlafaxina, duloxetina, levomilnacipran y

milnacipran).. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94

 Antagonistas del receptor 5-HT2

 (trazodona y nefazodona).. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

 Antidepresivo noradrenérgico-dopaminérgico

combinado (bupropion).. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108

Mirtazapina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

Vilazodona. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115

Vortioxetina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116

Antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117

Estructuras.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120

Niveles sanguíneos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

Inhibidores de la monoamina oxidasa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145

Inhibidores selectivos y reversibles

de la monoamina oxidasa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146

Inhibidores de la recaptación de noradrenalina:

reboxetina y atomoxetina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154

Interacciones medicamentosas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154

Descontinuación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154

Agentes antidepresivos nuevos y en desarrollo.. . . . . . . . . . . . . 155

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158

4 Antipsicóticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185

Principios generales del uso de los antipsicóticos.. . . . . . . . . . . 189

Fármacos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189

Eficacia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199

Tratamiento antipsicótico agudo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201

Intervención temprana en el primer episodio de psicosis.. . . . . . . . . . . . . 204

Tratamiento del paciente hospitalizado.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206

Farmacoterapia de mantenimiento.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 209

Uso en otros trastornos psiquiátricos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213

Antipsicóticos de segunda generación (atípicos). . . . . . . . . . . . 223

Clozapina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223

Risperidona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233

Paliperidona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237

Iloperidona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239

Olanzapina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240

Quetiapina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245

Ziprasidona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248

Aripiprazol.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250

Lurasidona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 252

Asenapina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254

Antipsicóticos de primera generación (típicos).. . . . . . . . . . . . . 256

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258

Antipsicóticos inyectables de acción prolongada.. . . . . . . . . . . . 274

Tratamiento complementario de síntomas

negativos y cognitivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277

Alternativas para la terapia de antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . 280

Fármacos antipsicóticos recientes lanzados

o en desarrollo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 282

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 284

5 Estabilizadores del estado de ánimo. . . . . . . . . . . . . . . 307

 Abordajes del tratamiento general.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309

Manía aguda.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309

Depresión bipolar aguda.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 313

Terapia de mantenimiento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315

Trastorno bipolar de ciclado rápido.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 316

Estados mixtos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 318

 Litio.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319

Historia e indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321

Indicaciones clínicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 329

Preparaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336

Dosis y administración.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 337

Uso durante el embarazo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 340

 Anticonvulsivantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341

Valproato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345

Carbamazepina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356

Lamotrigina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 364

Otros anticonvulsivantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 372

Gabapentina y pregabalina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 372

Topiramato.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 377

Tiagabina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 378

Oxcarbazepina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 379

Levetiracetam, zonisamida y etosuximida.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 380

 Antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 381

Benzodiacepinas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 384

Bloqueantes de los canales de calcio.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385

Ácidos grasos omega 3.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 386

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 388

6 Ansiolíticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 411

 Benzodiacepinas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 414

Indicaciones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 414

Efectos farmacológicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 417

Subclases.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 417

Dosificación y administración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 423

Abstinencia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 427

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 430

Sobredosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 430

 Antidepresivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 430

Agorafobia y pánico.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 431

Trastorno de ansiedad generalizada.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432

Trastorno de ansiedad social.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 433

Trastorno de estrés postraumático.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 435

Trastorno obsesivo-compulsivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 439

 Anticonvulsivantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 441

Antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 443

Agentes noradrenérgicos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 444

Indicaciones clínicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 444

Dosificación y administración. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 446

Efectos secundarios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 447

 Antihistamínicos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 448

Buspirona.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 448

Agentes ansiolíticos novedosos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 451

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 453

7 Hipnóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 463

 Insomnio.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 463

Abordajes conductuales.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 469

Abordajes farmacológicos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 470

 Hipnóticos benzodiacepínicos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 473

Hipnóticos no benzodiacepínicos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 478

Agonistas del receptor de melatonina:

ramelteon y tasimelteon.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 481

 Antihistamínicos sedativos y otros fármacos no

benzodiacepínicos psicoactivos con propiedades

hipnóticas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 482

Otros hipnóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 484

Antagonistas de receptor de orexina dual.. . . . . . . . . . . . . . . . . 486

Conclusiones generales.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 488

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 490

8 Estimulantes y otros fármacos de acción rápida.. . . . . 497

 Abuso de anfetaminas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 502

Usos de estimulantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 504

Trastorno por déficit de atención/hiperactividad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 504

Depresión.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 506

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 510

Trastornos por atracones.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 511

Otras condiciones médicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 511

 Combinaciones de fármacos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 511

Psicosis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 512

Uso de estimulantes versus abusos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 513

Atomoxetina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 514

Guanfacina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 515

Otros fármacos de acción rápida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 516

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 518

9 Estrategias de potenciación para

los trastornos resistentes al tratamiento.. . . . . . . . . . . 525

 Estrategias de potenciación para la depresión.. . . . . . . . . . . . . . 526

Combinaciones de litio-antidepresivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 526

Combinaciones de antidepresivo-suplemento tiroideo.. . . . . . . . . . . . . . . 530

Estrógeno, DHEA y combinaciones de la testosterona

con antidepresivos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 533

Combinaciones de agonista de la dopamina-antidepresivo.. . . . . . . . . . . . 535

Combinaciones de precursor de monoamina-antidepresivo.. . . . . . . . . . . 537

Combinaciones de IRSS.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 538

Combinaciones de antipsicótico-antidepresivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 543

Otras combinaciones de ATC.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 545

 Estrategias de potenciación/combinación

para el trastorno bipolar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 547

Combinaciones de dos o más estabilizadores

del estado de ánimo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 547

Combinaciones de estabilizador del estado

de ánimo-antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 549

Combinaciones de un estabilizador del estado

de ánimo y un antidepresivo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 551

Estabilizadores del estado de ánimo y ácidos grasos omega 3.. . . . . . . . . 553

 Estrategias de potenciación para la esquizofrenia.. . . . . . . . . . . 554

Combinaciones de dos antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 554

Combinaciones de antidepresivos y antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 555

Combinaciones de estabilizadores del estado

de ánimo y antipsicóticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 556

Otras estrategias de potenciación.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 558

 Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 560

10 Tratamiento en el departamento de emergencia.. . . . . 579

 Agitación y violencia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 580

Depresión y suicidio.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 585

Episodios psicóticos agudos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 590

Características psicóticas mixtas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 590

Psicosis esquizofrénica, esquizofreniforme y maníaca.. . . . . . . . . . . . . . . . 590

Delirio.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 592

 Ansiedad severa.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 594

Estupor y catatonía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 595

Referencias al departamento de emergencia. . . . . . . . . . . . . . . 596

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 597

11 Farmacoterapia para los trastornos

por uso de sustancias.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 601

 Prueba toxicológica.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 603

Estimulantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 604

Opiáceos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 606

Desintoxicación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 606

Mantenimiento.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 608

 Sedantes e hipnóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 612

Desintoxicación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 612

 Benzodiacepinas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 613

Alcohol. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 616

Desintoxicación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 616

Tratamiento de mantenimiento.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 619

 Nicotina.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 623

Cannabis.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 624

Alucinógenos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 624

Feniciclidina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 625

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 626

12 Farmacoterapia en situaciones especiales.. . . . . . . . . . 633

 Embarazo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 633

Psicofarmacología pediátrica.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 641

Estimulantes.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 642

Antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 647

Antidepresivos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 650

Estabilizadores del estado de ánimo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 654

Ansiolíticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 656

 Psicofarmacología geriátrica.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 657

Antidepresivos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 658

Hipnóticos y ansiolíticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 660

Estabilizadores del estado de ánimo.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 661

Antipsicóticos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 662

Medicaciones para la demencia.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 664

Medicaciones para la agitación.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 668

 Discapacidad intelectual. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 671

Condiciones médicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 673

Trastornos psiquiátricos que resultan de una enfermedad médica.. . . . . . 673

Trastornos psiquiátricos asociados a fármacos no psiquiátricos.. . . . . . . . . 676

Trastornos psiquiátricos complicados por trastornos médicos.. . . . . . . . . . 677

 Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 687

Bibliografía.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 688

Apéndice: Lectura sugerida.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 711

Índice.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 715

Esta es la octava edición de nuestro Manual de psicofarmacología clínica, cuya primera edición apareció en 1986. Al igual que esa edición inicial y todas las ediciones posteriores, nuestra intención ha sido la de proveer una guía de psicofarmacología clínica actualizada y amena. La respuesta del lector en general indica que el manual ha cumplido el objetivo original. Sin embargo, el número cada vez mayor de agentes disponibles con amplias indicaciones conllevó lógicamente a ediciones cada vez más extensas del manual. En esta edición, hemos comenzado a eliminar o acortar las secciones sobre los agentes cuyo uso se han vuelto menos habituales (por ej., barbitúricos) para poder presentar la información relativa a la serie de nuevos agentes que han sido aprobados (por ej., vortioxetina) o probablemente van a recibir la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Durante todo este tiempo, hemos intentado mantener el estilo colegial y de fácil lectura que ha caracterizado al manual a través de todas sus ediciones. En este sentido, seguimos ofreciendo las tablas recapitulativas con información clave sobre las clases de psicotrópicos a modo de guías de referencia rápida.

El manual refleja nuestra concepción más actualizada sobre los agentes específicos, eficacia, posología, efectos secundarios, etc. El material está, en gran medida, basado en la evidencia, con una mezcla de nuestras experiencias personales. Estas experiencias se ofrecen como guías para la propia práctica del lector. Alentamos al lector a cotejar las recomendaciones (en especial, las dosis), con otras referencias y textos estándares, particularmente la última edición del Vademécum.

Hay tantas personas a quienes agradecer al escribir este tipo de libro. Nuestras familias han sido pacientes y tolerantes con nuestra necesidad de dedicar tiempo a este proyecto.

Lamentablemente, Jonathan Cole falleció a mediados de 2009 en la época de nuestra última edición. El campo perdió a uno de los pioneros en psicofarmacología, un hombre de gran inteligencia y humanismo. A su persona dedicamos esta edición del manual.

Robert Chew hizo numerosas sugerencias editoriales que fueron de valiosísima ayuda. El equipo de la American Psychiatric Publishing (APP) —John McDuffie, Bessie Jones, Greg Kuny, Tammy Cordova, y Judy Castagna— merece un gran reconocimiento por su apoyo, lectura crítica y conocimientos técnicos. La dirección APP —Bob Hales y Rebecca Rinehart— ha confiado firmemente en nosotros como autores, y estamos eternamente agradecidos. Asimismo, agradecemos a nuestros colegas y alumnos de la Universidad de Stanford. Nuestras experiencias han sido enriquecidas con sus puntos de vista. Por último, estamos en deuda con la mayoría de los pacientes que hemos tratado durante las últimas décadas. Ellos nos han enseñado mucho sobre farmacoterapia.

Esperamos que el lector encuentre esta octava edición del manual aun más informativa y útil que los primeros siete, y aguardamos sus comentarios mientras planeamos para futuras ediciones.

Alan F. Schatzberg, M.D.

Charles DeBattista, D.M.H., M.D.