l17

Especialidades Medicas
Novedades Anuales, Novedades Junio 2017

Editores de la Serie: Euridice Figueiredo – Mauro Monteiro – Alexandre Ferreira Aerinca
Oncología en: Sistema Nervioso Central – Hematología – Cuidados Paliativos

  • Edición: AÑO 2017
  • Páginas: 284
  • Impresión: A todo color
  • Tapa: Tapa dura de lujo, gofrado
  • Formato: 22,70 x 31,40 cm
  • ISBN: 978-958-5426-08-5
  • Interés: MEDICINA – ONCOLOGÍA Y PATOLOGÍA

En los últimos 20 años, se verificó un aumento significativo de la sobrevida del ser humano. El hombre ha vivido más y con una calidad de vida mejor, aunque trajo consigo, también, el aumento de las enfermedades crónico-degenerativas, entre ellas el cáncer.

La necesidad de conocimiento de esta enfermedad multifactorial, de sus aspectos epidemiológicos, pasando por la preservación y en especial, los tratamientos, sean ellos, quirúrgicos, clínicos y radioterapéuticos, nos llevan a creer que la enseñanza médica de la Cancerología necesita ser más valorada.

 

 

Paulo Niemeyer Filho: Miembro de la Academia Nacional de Medicina (ANM).Profesor Titular de Neurocirugía de la Pontificia Universidad Católica (PUC-Rio).
Director del Instituto de Neurocirugía de la Santa Casa de la Misericordia de Río de Janeiro-RJ.Adriana Sheliga: Residencia Médica en Oncología en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA/MS/RJ).
Médico del Servicio de Oncología del HCI/INCA.
Postgrado stricto sensu por el INCA.
Maestría en Oncología Clínica.

Magda Côrtes Rodrigues Rezende: Residencia Médica en Oncología Clínica en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA/MS/RJ).
Presidente del Grupo Especial de Soporte Terapéutico Oncológico (GESTO) – Asociación que dio origen al Sector del Soporte Terapéutico Oncológico (STO), actual Hospital de Cáncer IV/INCA/MS/RJ.
Consejera de la Fundación Ary Frauzino para Investigación y Control del Cáncer.
Coordinadora de la Administración General del INCA.
Directora de la UNIC – Unidad de Cuidados.

Cláudia Naylor: Residencia Médica en Cirugía Oncológica en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA/MS/RJ).
Directora del Hospital del Cáncer IV – Unidad de Cuidados Paliativos del INCA.
Maestría en Ciencias Médicas por la Unicamp.
Fellow en Oncología por la Eisenhower Fellowships Program – EUA.
Pasantía en el St. Christopher’s Hospice – Inglaterra.

CONTENIDO

 

PARTE I   SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

1    Clasificación Histológica de los Tumores del Sistema Nervioso Central

2    Biología Molecular de los Gliomas

3   Imagen Avanzada en el Diagnóstico y Evaluación de la Respuesta Terapéutica de los Gliomas

4    Tratamiento Quirúrgico de los Tumores Encefálicos Primarios en el Adulto

5    Tratamiento Quirúrgico de los Tumores Encefálicos Primarios en la Infancia

6    Tumores del Tronco Cerebral en la Infancia

7    Tumores Medulares en la Infancia

8   Tratamiento de Rescate de los Gliomas de Alto Grado

9    Tratamiento Sistémico de Primera Línea de los Astrocitomas de Alto Grado

10 Linfomas del Sistema Nervioso Central

11 Metástasis en el Sistema Nervioso Central

12 Radioterapia en Tumores del Sistema Nervioso Central

PARTE II   HEMATOLOGÍA

13 Linfoma No Hodgkin

     13-1 Linfoma No Hodgkin de Alto Grado

Apéndice 1 Protocolos de Quimioterapia

     13-2 Linfoma No Hodgkin de Bajo Grado

14 Linfoma de Hodgkin (Enfermedad de Hodgkin)

15 Mieloma Múltiple

16 Leucemia Linfoblástica Aguda

17 Leucemia Mieloide Aguda

18 Leucemia Linfocítica Crónica

19 Leucemia Mieloide Crónica

PARTE III   CUIDADOS PALIATIVOS

20 Introducción

      20-1 Orígenes de los Cuidados Paliativos en el INCA

      20-2 INCA y los Cuidados Paliativos Actuales – Hospital del Cáncer IV (HC IV),

Unidad de Cuidados Paliativos

      20-3 Introducción y Principios de los Cuidados Paliativos

21 Síntomas Más Comunes

     21-1 Control de los Síntomas – Medidas Generales

     21-2 Fatiga en Pacientes Oncológicos

     21-3 Síndrome de Anorexia y Caquexia en el Cáncer

     21-4 Náusea y Vómito

     21-5 Constipación y Diarrea en Cuidados Paliativos

     21-6 Obstrucción Intestinal Maligna

     21-7 Ascitis Maligna

     21-8 Control de Disnea en Cuidados Paliativos

     21-9 Heridas Neoplásicas Malignas

   21-10 Complicaciones Orales y Cuidados con la Boca

   21-11 Insuficiencia Renal en Cuidados Paliativos

   21-12 Síndromes Metabólicos

22 Terapia Subcutánea

23 Cuidados al Final de la Vida

24 Sedación Controlada

25 Anemia y Hemotransfusión en Cuidados Paliativos.

 

Prefacio Sistema Nervioso Central

Los  tumores cerebrales, a pesar de su frecuencia y gravedad, nunca despertaron mayor interés en los enes neurocirujanos. En gran parte, debido a la malignidad y a la evolución devastadora de estas s, que producía la sensación de frustración y cuestionamiento sobre la validez del tratamiento ofrecido. Muchos años pasaron desde que Bailey y Cushing, en 1926, clasificaron los tumores cerebrales, relacio- nando el tipo histológico con el pronóstico clínico. Todas las posibilidades quirúrgicas fueron intentadas, sin éxito, llegando al extremo con Dandy, en 1928, a la extracción de todo un hemisferio cerebral con la intención de salvar el paciente con glioblastoma multiforme. Después de 18 meses, el paciente falleció con recidiva de la lesión en el hemisferio opuesto. La sobrevida de estos pacientes permaneció en esta franja, a pesar de la llegada de la radio y la quimioterapia, con pequeñas variaciones estadísticas.

El descubrimiento de la doble hélice en 1953, por Watson y Crick y la secuenciación del genoma hu- mano, en 2003, iniciaron una nueva época en la biología y en la medicina, que ya no estarían más basadas solo en la anatomía y en la fisiología.

El desarrollo de la genética molecular consiguió, finalmente, abrir una perspectiva del tratamiento para los gliomas cerebrales y despertar el interés que faltaba, surgiendo una nueva subespecialidad en la neurocirugía, la especialidad de las novedades, la especialidad del momento: el neurocirujano oncológico, el cirujano de glioma.

Los artículos de biología molecular neurooncológica ocupan la mayor parte de las revistas especia- lizadas; la gliomagénesis comienza a ser develada y los tumores a ser tratados racionalmente, de forma individual y no siguiendo un protocolo general.

Curiosamente, esta nueva subespecialidad es apoptósica, con muerte programada, pues la curación o el control de esta enfermedad no será obtenida por las manos del cirujano. Sin embargo, la cirugía aún es el buque insignia en el tratamiento de estos tumores, definiendo el pronóstico y calidad de vida de estos pacientes.

En el bloque a continuación, reunimos la experiencia de varios colegas de diferentes áreas relacionadas con el asunto, que es amplio, fascinante y desafiante.

Paulo Niemeyer Filho
Director del Instituto de Neurocirugía de la Santa Casa de la Misericordia de Río de Janeiro.

Prefacio Hematología

Las neoplasias hematológicas son definidas esencialmente de acuerdo con cuatro parámetros: las características clínicas de la enfermedad, su morfología a la macroscopia, el inmunofenotipaje y las características moleculares (citogenéticas). Como en otro tipo de tumores, en las neoplasias hematológicas, las células patológicas comparten las mismas características con las células normales de origen (como la línea celular y su maduración).

La clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica las neoplasias hematológicas en de origen de células B maduras, células T maduras y células NK (natural killer). En esta clasificación se encuentran los linfomas no Hodgkin, mieloma múltiple y linfomas Hodgkin. La cuarta y la última edición, publicada en 2009, presenta las más recientes actualizaciones de esas neoplasias.

Los linfomas no Hodgkin, de una forma general, son descritos como de alto grado (o agresivos), siendo el linfoma difuso de células grandes el más frecuente (LDCG) y linfomas de bajo grado (o indolentes), con el linfoma folicular representando la mayoría. La 5ª neoplasia más común entre los adultos, los linfomas son tratados con intención curativa en más de 70% de los casos.
Las leucemias son clasificadas en mieloides y linfoides, y subdivididas en agudas y crónicas. Con fisiopatología, presentación y resultados distintos, las leucemias son un amplio capítulo de las neoplasias hematológicas. Las leucemias en los niños y los adultos difieren en presentación, pronóstico, respuesta terapéutica y resultado clínico.

En 2009, la OMS publicó importantes alteraciones en la clasificación de las neoplasias mieloides y linfoides, así como añadió entidades anteriormente no reconocidas, que solo pudieron ser identificadas gracias a los avances en el campo de la citogenética.

En el transcurso, abordaremos las principales características clínicas, morfológicas y moleculares, también como las diferentes terapias para las principales neoplasias hematológicas.

Espero que hayamos contribuido a la comprensión de dichas neoplasias.

Adriana Scheliga
Oncóloga Clínica del INCA.

Prefacio Cuidados Paliativos

La primera vez que oí hablar, en Brasil, de cuidados paliativos para el paciente con cáncer avanzado y sin real posibilidad de curación fue en 1989.

El fin de año estaba llegando y Brasil tenía un nuevo presidente. Después de muchos años de dictadura, teníamos un presidente electo por voto popular. El clima era de esperanza. Fui invitado por el nuevo gobierno, por intermedio de mi residente, para escribir el Programa Nacional de Control del Cáncer. Había poca experiencia en programas de ese tipo.

Oí muchas personas, hice muchas entrevistas con gente competente y recibí muchas indicaciones de amigos. Algunos veían en aquella invitación una oportunidad de resolver sus deseos personales – unos con espíritu público, otros no. Cuando llegó el momento de tener que tomar una decisión y definir mi equipo de trabajo, finalmente hice la elección.

Fue una decisión muy arriesgada y, al final, muy victoriosa, el grupo que me ayudaría y orientaría estaría formado por Magda Rezende y Ernani Saltz. Los dos trabajaban en el Programa de Oncología (Pro-Onco) de la Campaña Nacional de Combate al Cáncer y venían organizando la atención oncológica en el país.

Discutimos los grandes planes para la estructura del programa y asignamos al INCA la misión de ser el principal órgano de la política nacional. Gracias a esta decisión, y después de mucha lucha, el gobierno atendió las recomendaciones del grupo y la estructura administrativa del Ministerio fue modificada. El INCA pasó a ser un Departamento anexo a la Secretaría de Asistencia a la Salud, despachando directamente con el ministro.

Si tuvimos algún éxito en esta ardua tarea, se lo debemos al equipo liderado por Magda y Ernani. Dedicación, honestidad, amor a la causa pública, organización y foco en el presente con una mirada hacia el futuro – fueron los principales atributos. Debo a ellos la experiencia más importante de mi vida profesional. Hoy continúan en su misión y son mis grandes amigos.

La atención al paciente al final de su vida fue uno de los temas importantes que tratamos y estudiamos cuando todos los intentos terapéuticos resultan frustrados y el cáncer está venciendo la batalla. Magda me convenció de la propiedad de encarar este problema.

El paciente con enfermedad terminal, en Brasil, aún está completamente ignorado por los sistemas de salud, público y privado. Continúan sobremedicados, sufriendo de dolor, sin respeto, sin cariño y sin dignidad. A él le quedan dos alternativas: ser completamente ignorado o ser sometido a “tratamientos” que solo añaden síntomas en quien ya tiene muchos, alejando la posibilidad de aprovechar lo poco de vida junto a la familia y amigos.

Cecily Saunders, en 1967, fundó, en Londres, el St. Christopher`s Hospice. Hasta hoy, el mayor ejemplo y el templo de la filosofía de cuidados con el paciente terminal. El concepto de hospice significa que una población enorme de pacientes, casi muriendo y completamente ignorados, también como sus familias, están siendo redescubiertos y tratados con dignidad y respeto.

El cuidado con el paciente terminal nos transporta a la infancia, cuando la mayoría de nuestros seres queridos era asistida por la familia, en sus últimos días de vida. Aún hoy me recuerdo la muerte de mi querido abuelo, como un recuerdo enriquecedor de cariño, afecto y unión familiar.

El mundo actual, de forma incomprensible, niega la enfermedad incurable y terminal y acepta que el “mejor” cuidado sea realizado en las unidades cerradas (UTI), frías, ruidosas, invasivas, donde el paciente queda separado del cariño de la familia.

El Hospice significa esperanza para los últimos momentos de nuestra vida.
En agosto de 1998, concluimos la construcción de la unidad de Cuidados Paliativos – el INCA IV. Un proyecto ideado y seguido en cada etapa por Magda, y mantenido con la ayuda de la Fundación del Cáncer. Hoy, la unidad atiende alrededor de 400 familias, con sus seres queridos, en casa y ofrece todo el soporte necesario.
Yo me apasioné por la causa.

Agradezco a Magda por el compromiso inicial, a los equipos que implantaron la Unidad y a Cláudia Naylor, por la continuación de este maravilloso trabajo.

Marcos Fernando de Oliveira Moraes
Director del Instituto Nacional del Cáncer (1990).