Importancia de la ecocardiografía pediátrica en la evaluación postoperatoria de las cardiopatías congénitas.
Por: Amolca, C.A., 25 julio

Extracto del texto original de: Lilian M. Lopes y Juliana Torres Pacheco

El ecocardiograma tiene gran importancia para la evaluación de pacientes en el periodo postoperatorio. Aunque muchas veces la captura de imágenes es difícil, debido a la existencia de aire residual en el me­diastino, a la ventana ecocardiográfica limitada por la dificultad de movilizar el paciente o debido a la presen­cia de tórax abierto y drenaje torácico, es posible obtener informaciones considerables a través de un examen minucioso. El conocimiento generado a partir de la cirugía es extremadamente importante para realizar un diagnóstico correcto anatómico y ayudar a entender las alteraciones fisiológicas encontradas.

Si hay un catéter en la AI, se puede utilizar el eco con contraste para mostrar el cortocircuito residual I-D; la función ventricular puede determinarse fácilmente en 2D y a través del modo M, así como también la presencia de derrame pericárdico en bidimensional para mostrar si hay o no restricción del débito cardiaco. A través del Doppler es posible detectar regurgitación valvular, obstrucciones y lesiones de cortocircuito residuales.

A continuación describiremos una de las evaluaciones postoperatorias:

 

Derrame pericárdico y pleural

Todas las evaluaciones postoperatorias inmediatas deberán iniciar por la evaluación cuidadosa del pericardio. Un diagnóstico simple, pero de extrema importancia, muy común en pacientes con síndrome postpericardio­tomía o en pacientes sometidos a la cirugía de Fontan. El derrame pericárdico, cuando se presenta en cantidad moderada y/o importante, indica la necesidad de seguimiento diario evolutivo.

La distribución del derrame alrededor del corazón, su cuantificación y la presencia de fibrina o coágulos puede realizarse en bidimensional y en cualquier ventana ecocardiográfica, mientras que los cortes subcostal y paraesternal eje largo suelen ser los más apropiados.

Normalmente, el derrame se localiza posterior e inferiormente al corazón, pero en casos de derrames pe­ricárdicos más grandes, el derrame puede visualizarse fácilmente alrededor de los apéndices auriculares. Para realizar una evaluación evolutiva más adecuada, es importante medir la distancia de las láminas pericárdicas alejadas por el derrame siempre en la misma posición, para tener un valor comparativo. El modo M también puede ayudar a clasificar la intensidad del derrame.

Una señal de gravedad, indicativo de obstrucción cardiaca con repercusión hemodinámica, es la presencia de compresión de la aurícula y ventrículo derechos, mientras que en niños con hipertrofia del VD no siempre puede estar presente tal hallazgo.

derrame pleural

Derrame Pleural, Posición Subcostal

A: Derrame discreto pleural en base pulmonar izquierda;  B: Derrame pleural moderado en base pulmonar derecha.

VE = Ventrículo izquierdo; VD = ventrículo derecho; AD = aurícula derecha; VCI = vena cava inferior; P = pulmón.

Podrá consultar más detalles e imágenes ecográficas relacionadas con esta evaluación en el Libro de Lilian Lopes, Ecocardiografía Pediátrica, disponible próximamente en Venezuela.

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Importancia de la ecocardiografía pediátrica en la evaluación postoperatoria de las cardiopatías congénitas.
Por: Amolca, C.A., 25 julio
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más