Enteroscopia asistida por balón. Complicaciones y Precauciones
Por: Amolca, C.A., 16 noviembre

Extracto del Texto Original de:

Afonso Celso da S. Paredes

La incidencia de complicaciones relacionadas con la enteros­copia asistida por balón es baja. Datos muestran tasas de complicaciones que varían de 1 % a 1,5 %.Un estudio mul­ticéntrico conducido por Moschler que involucró 62 institu­ciones practicantes de la enteroscopia asistida por balón reve­ló una tasa global de complicaciones de 1,2 %.Gerson y cols. encontraron tasas de complicaciones de 0,9 % entre varios centros.En un trabajo multicéntrico, Mesinsk y cols. obser­varon tasa de complicaciones de 0,8 % en los exámenes diag­nósticos y 4,3 % cuando fueron incluidos procedimientos terapéuticos como polipectomía, hemostasia o dilatación.

Ocurre pancreatitis con la enteroscopia realizada por vía an­terógrada cuando los balones son inflados en el duodeno, pro­vocando aumento de la presión en la luz duodenal y reflujo de su contenido a través de la papila de Vater. La mayoría de las veces el cuadro clínico de la pancreatitis es leve, con exá­menes de laboratorio e imágenes que muestran alteraciones leves, y una buena evolución con tratamiento conservador.

La perforación está casi siempre asociada a procedimien­tos terapéuticos como polipectomías, mucosectomías y dila­taciones. May y cols. reportaron incidencia de perforación de 1,7 % después de polipectomías en pacientes portadores del síndrome de Peutz-Jeghers, todos los casos asociados a la extracción de pólipos mayores.

La perforación como consecuencia de dilatación endoscó­pica de estenosis inflamatorias del intestino delgado de diversas etiologías ocurre en cerca de 8 %.7,8 Las estenosis inflamatorias del intestino delgado son, en su mayoría, originadas por la enfermedad de Crohn, siendo mayor la ocurrencia de perfora­ción por dilatación cuando están presentes úlceras profundas, angulaciones y adherencias, asociadas al uso de inmunosupre­sores. Un metaanálisis conducido por Fisher y cols. reportó que 1,9 % de los pacientes portadores de enfermedad de Crohn que son sometidos a la dilatación endoscópica presentan esta com­plicación.Halloram y cols. describen tasa de 2,5 % de perfo­ración después de la dilatación de estenosis inflamatorias por enfermedad de Crohn con balón hidrostático.

El tratamiento en los casos de perforación por terapéu­tica endoscópica es conservador la mayoría de las veces, y se emplean medidas clínicas como dieta absoluta y antibio­ticoterapia o aplicación de clip por vía endoscópica. En los casos de enfermedad de Crohn el tratamiento medicamen­toso con objetivo de reducir el proceso inflamatorio puede ser eficaz, mientras que se realiza tratamiento quirúrgico cuando hay irritación peritoneal evidente.

La ocurrencia de sangrado durante o después de la ente­roscopia asistida por balón está relacionada con los procedi­mientos hemostáticos y resecciones endoscópicas. Datos de la literatura muestran una incidencia de 1,1 % de sangrado pospolipectomia6 y 0,3 % asociado a otros procedimien­tos además de la polipectomía, como hemostasia y biopsia.

El tratamiento de la hemorragia inicialmente requie­re de la reintroducción del enteroscopio para localizar el punto sangrante, lo que puede tornarse en una dificultad en los casos de sangrado activo. Procedimientos hemostáticos como inyección de adrenalina y hemoclip son empleados con eficacia comprobada. Eventualmente son necesarios métodos radiológicos como la angiografía, cuando no es posible loca­lizar la lesión por la enteroscopia, o incluso tratamiento por medio de cirugía videolaparoscopica.

Otras complicaciones menores como hiperinsuflación y dolor abdominal ocurren, principalmente, cuando es usado ai­re ambiente para la insuflación. Cuando se utiliza CO2 se ob­serva reducción destacada del dolor abdominal y distensión pos­procedimiento en virtud de la rápida absorción de este gas.

Las complicaciones de la enteroscopia asistida por balón, aunque poco frecuentes, pueden resultar en perjuicio impor­tante para el paciente, inclusive necesitándose cirugía de emer­gencia. Para evitar estas dificultades, algunas precauciones deben ser tomadas durante los exámenes diagnósticos y terapéuticos.

 

Para conocer detalles sobre la importancia la historia del paciente, la preparación del paciente, la técnica del examen y los cuidados con la técnica en los procedimientos terapéuticos puede consultar la fuente: Intestino Delgado – Cápsula endoscópica y enteroscopia SOBED, Artur Adolfo Parada

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Enteroscopia asistida por balón. Complicaciones y Precauciones
Por: Amolca, C.A., 16 noviembre
Leer más
COIFFMAN, una referencia en Cirugía Plástica en Iberoamérica.
Por: Amolca, C.A., 25 abril
Leer más
Gluteoplastia de aumento con implantes: evitando las complicaciones.
Por: Amolca, C.A., 29 abril
Leer más