Enfermedad de Reflujo Gastro Esofágico: abordaje endoluminal
Por: Amolca, C.A., 19 septiembre

Extracto del Texto Original de:
Mark R. Wendling, MD y Scott Melvin, MD

La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) es una enfermedad prevalente que influencia enormemente la calidad de vida de aquellos que aflige. La funduplicación quirúrgica se ha convertido en el estándar de oro del tratamiento cuando la terapia médica no es efectiva o no se desea. Sin embargo, el perfil de efectos colaterales de la cirugía antirreflujo tradicional pone a dudar a algunos pacientes y algunos médicos de referencia y el deseo de terapias endoluminales se ha hecho más evidente.

En el año 2000, EndoCinch (Bard Endoscopic Technologies, Bille­rica, Massachusetts, EUA) fue la primera terapia endoluminal moderna en obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Drogas de EUA (FDA). Desde ese momento, numerosos dispositivos han usado una miríada de técnicas en un intento por lograr el control de los síntomas y de la enfermedad. Algunas técnicas, como la inyección de agentes para hacer volumen y la plicación gástrica de grosor parcial, ya no están dispo­nibles por preocupaciones relacionadas con la seguridad y efectividad. Actualmente, dos tratamientos, el Sistema Stretta (Mederi Therapeutics, Grenwich, Connecticut) y el EsophyX (Endogastric Solutions, Redmond, Washington, EUA), constituyen esencialmente el panorama de dispositi­vos aprobados por la FDA y comercialmente disponibles hoy, con más técnicas en varias etapas de desarrollo.

El desarrollo de un tratamiento endoluminal efectivo para la ERGE es tan difícil como tentador. La mayoría de los intentos han resultado en productos que ya están fuera del mercado. Múltiples factores son respon­sables de la desaparición de terapias previas y el desarrollo del producto sigue siendo una propuesta de alto riesgo. Los financiadores consistente­mente no han querido cubrir estos procedimientos por los altos costos y la falta de evidencia conclusiva a largo plazo del beneficio más allá de las terapias médicas y quirúrgicas estándar. Sin embargo, la proliferación de dispositivos continúa. Al asociar los tratamientos actuales con la severidad de la enfermedad, existe un nicho de mercado entre el uso de IBP para los síntomas leves y la intervención quirúrgica para la enfermedad severa. Llenar esta brecha con terapias endoluminales parece lógico y garantiza más esfuerzos en este frente.

Los sistemas actuales (Stretta y EsophyX) han mostrado resultados promisorios a corto plazo, como muchas terapias endoluminales antes de estas. Existen algunos datos positivos sobre Stretta en períodos de segui­miento más largos, pero los resultados están lejos de ser conclusivos. La información sobre la eficacia a largo plazo del sistema EsophyX aún no está disponible, pero puede ser promisoria basándose en los resultados favorables a mediano plazo. El mayor reto puede ser la identificación de la población de pacientes correcta para estos procedimientos. Actualmente, a la mayoría de pacientes a los que se les ofrecen terapias endoluminales están en el espectro severo de la enfermedad. Se necesitan estudios clínicos bien diseñados no solo para describir mejor la eficacia, sino también para identificar los candidatos óptimos para estos procedimientos.

FUTUROS MÉTODOS

En 2012, el endoscopio flexible SRS (Medigus, Ltd, Omer, Israel) ganó la aprobación de la FDA para el tratamiento endoluminal de la ERGE. El endoscopio SRS combina una videocámara en miniatura, una grapa­dora quirúrgica y vistas ultrasónicas alineadas en un solo instrumento. El SRS está diseñado para permitir la realización de una ver­dadera funduplicación anterior esofágica de 180 grados grapando el esófago al estómago en dos o tres localizaciones con cinco grapas de titanio de 4,8 mm en forma de B estándar en cada localización. La seguridad y eficacia actualmente está siendo evaluada por un estudio clínico multicén­trico patrocinado por la industria. Otros dispositivos endoluminales signi­ficativos para la reconstrucción de la UGE están en desarrollo y eventual­mente podrán permitir a más pacientes cuya condición es tratada médi­camente que sean tratados quirúrgicamente.

 Fuente: Terapias Quirúrgicas Actuales – Onceava edición, John L. Cameron, Andrew M. Cameron

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Enfermedad de Reflujo Gastro Esofágico: abordaje endoluminal
Por: Amolca, C.A., 19 septiembre
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más
COIFFMAN, una referencia en Cirugía Plástica en Iberoamérica.
Por: Amolca, C.A., 25 abril
Leer más