Enfermedad Celíaca: 9 criterios para el diagnóstico
Por: Amolca, C.A., 1 agosto

Extracto del Texto Original de: Paula Bechara Poletti • Milena Perez Moreira • Marcela Fortunato

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune carac­terizada por la intolerancia al gluten mediada por linfocitos T en individuos genéticamente predispuestos a la exposición al trigo, centeno y la cebada. Es una condición inflamatoria del intestino delgado, caracterizada por la atrofia de la mu­cosa e hiperplasia de criptas. También conocida como esprúe celíaco, esprúe tropical y enteropatía sensible al gluten.

El diagnóstico es realizado por el cuadro clínico, pruebas serológicas y biopsia duodenal. Las pruebas serológicas pue­den ser usadas para evaluar la adherencia, el tratamiento, pacientes con sospecha de la enfermedad y seguimiento de pacientes asintomáticos. El diagnóstico puede ser presumido cuando exista la concordancia entre los resultados serológicos e histológicos, y confirmado cuando existe resolución de los síntomas después de una dieta sin gluten.

 

Diagnóstico:

Diagnóstico serológico

Los marcadores serológicos deben ser usados dentro de un contexto clínico y utilizados como herramienta de ayuda al diagnóstico de la enfermedad celíaca, mediante una dieta conteniendo gluten, no deben ser usados como criterio ex­clusivo para diagnóstico de la enfermedad celìaca.

Otra aplicabilidad clínica de las pruebas serológicas es la evaluación de la adherencia y seguimiento de los pacientes a una dieta libre de gluten. Los estudios muestran que la sero­logía positiva, 6 a 12 meses después de la dieta libre de gluten posteriormente puede presentarse negativa. Las pruebas serológicas usadas en el diagnóstico de la enfermedad celìaca son anticuerpo antigliadina (AGA), anticuerpo antiendomi­sio (EMA), anticuerpo antitransglutaminasa de tejido (TTG) y anticuerpo antigliadina deaminada.

 

Anticuerpos antigliadina (AGA IgA) y antigliadina deamina

Este es el marcador más antiguo y está determinado por el método de ELISA. La relevancia clínica de este anticuerpo es cuestionable por muchos autores y está en desuso.Su efica­cia es de difícil definición, ya que los datos disponibles en la literatura son variados y no permiten la comparación. Su especificidad es de aproximadamente 90 %, la sensibilidad es variable, alrededor de 85 % a 90 %. Algunos estudios re­cientes comprueban que la antigliadina deamina puede au­mentar la sensibilidad y especificidad de los anticuerpos an­tigliadina, no obstante, los anticuerpos antiendomisio y an­titransglutaminasa aún tienen su superioridad comprobada.

 

Antiendomisio IgA (EMA)

Es detectado por inmunofluorescencia indirecta, un marcador de técnica elaborada, sin embargo presenta algunas desventajas en comparación al método de ELISA, como la demanda de mayor tiempo para la realización, considerando un método operador-dependiente y de costo elevado, sin embargo, presenta alta sensibilidad y especificidad, que varía entre 90 % a 100 %.

 

Antitransglutaminasa de tejido (Anti-tTG IgA)

El anticuerpo antitransglutaminasa de la clase IgA es consi­derado el mejor método de prueba serológico al ser el de mayor valor predictivo; también realizado por método ELISA, es recomendado como triage inicial.

 

Deficiencia selectiva de IgA

La deficiencia de IgA es la más común inmunodeficiencia humana y es de 10 a 15 veces más frecuente en pacientes con enfermedad celíaca; aproximadamente 1,7 % a 3 % de los pacientes con celiaquía tienen esa deficiencia. En virtud de la baja incidencia de esta patología, se recomienda medición de IgA solamente en casos altamente sospechoso de deficiencia de IgA, la cual puede ser responsable por resultados falso-negativos en las pruebas serológicas EMA, anti-tTG IgA y AGA IgA, en esta situación la biopsia duodenal se impone.

 

Diagnóstico histológico

Por lo menos dos biopsias deben ser obtenidas del bulbo, y cuatro de la segunda y de la tercera porción duodenal.La biopsia del intestino delgado debe ser realizada en todos los pacientes sospechosos, y el examen histopatológico deberá pre­sentar algunas de las siguientes alteraciones: atrofia de las vello­sidades, hiperplasia de la criptas y linfocitos intraepiteliales.Los resultados anormales de la biopsia pueden confirmar el diagnóstico en el contexto del ambiente clínico, que incluyen síntomas, serologías y exclusión de otros diagnósticos diferen­ciales.Los hallazgos histológicos pueden ser clasificados por Marsh, modificados por Oberhuber, los cuales demostrarán que existe una secuencia de la progresión de la lesión en la mu­cosa del intestino delgado en la enfermedad celíaca.

 

Endoscopia digestiva

Las alteraciones endoscópicas características, pero no exclu­sivas de la enfermedad celíaca son patrón en mosaico, muco­sa de configuración dentada, reducción y/o ausencia de los pliegues duodenales, mucosa con fisuras, erosiones o grietas y vasos submucosos visibles. Sin embargo, la mucosa duode­nal puede presentarse enteramente normal, no obstante presentar alteración histológica.

 

Enteroscopia de doble balón

Está indicada en la evolución de los casos refractarios y en el diagnóstico de complicaciones, como yeyunitis ulcerativa y/o enteropatía asociada al linfoma de células T.

 

Cápsula endoscópica

La cápsula endoscópica permite una estimación sobre la to­talidad del intestino delgado afectado. Está indicada en los casos que no respondan a la dieta y en el diagnóstico de complicaciones. En un estudio con 43 pacientes con sospecha de enfermedad celíaca, la cápsula presentó la sensi­bilidad de 88 % y especificidad de 91 % para el diagnóstico. Mientras tanto, la cápsula fue menos sensible en un estudio entre los pacientes ya diagnosticados con la enfermedad.En este estudio, fueron incluidos 42 pacientes con enfermedad celíaca refractaria, 84 sin el diagnóstico de enfermedad celía­ca y 30 con la forma no complicada de la enfermedad. Usan­do la histología como patrón de oro, la cápsula presentó sensibilidad de 56 % y especificidad de 85 % para la detección de atrofia de vellosidades. En dos de estos pacientes, con enfermedad celíaca refractaria, la cápsula detectó un caso de yeyunitis ulcerativa y un caso de adenocarcinoma.

 

Fuente: Intestino Delgado – Cápsula endoscópica y enteroscopia SOBED, Artur Adolfo Parada.

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Enfermedad Celíaca: 9 criterios para el diagnóstico
Por: Amolca, C.A., 1 agosto
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de mama, consideraciones para el cirujano plástico
Por: Amolca, C.A., 16 octubre
Leer más