Cápsula Endoscópica en Pacientes Pediátricos
Por: Amolca, C.A., 4 octubre

Extracto del Texto Original de:

Paula Bechara Poletti • Artur Adolfo Parada • Thiago Festa Secchi

El intestino delgado es un órgano de difícil evaluación en virtud de su tamaño, localización y características anatómicas, presentando muchas angulaciones, a veces muy agudas. Esta dificultad es aún mayor en niños, pues el largo de su intesti­no delgado es prácticamente el mismo del de los adultos: 450 cm a los 5 años, 500 cm a los 10 y 575 cm a los 20, consti­tuyendo, de esta forma, un gran desafío.

La técnica del examen de cápsula endoscópica en niños no difiere de la empleada en pacientes adultos; apenas algunos ajustes en el cinturón o en la bolsa de soporte para el recorder, dependiendo del tamaño de los niños, son necesarios. En pacientes de edad inferior a 4 años, bajo peso, con disfunciones de deglución o resistencia psicoemocional, la cápsula deberá ser pasada con ayuda de endoscopia y un ac­cesorio específico para ser llevada hasta el duodeno, quedando a criterio y experiencia del equipo médico la necesidad o no de intubación orotraqueal para la protección de la vía aérea.

A pesar de la diferentes proporciones de las indicaciones para la evaluación del intestino delgado a través de la cápsula endos­cópica, estas son iguales a la de la población adulta: sangrado de origen oscuro, anemia, enfermedad de Crohn del intestino delgado, enfermedad celíaca sin respuesta a tratamiento, inves­tigación de pólipos y síndromes poliposos que afectan el intes­tino delgado, investigación de dolor abdominal y diarrea.

La cápsula endoscópica parece tener mayor precisión diag­nóstica en la detección de pólipos pequeños que los estudios radiológicos de contraste y la resonancia magnética. Los es­tudios en niños presentan casuística pequeña, sin embargo, la cápsula endoscópica parece ser capaz de identificar más pólipos y de menores tamaños, sobre todo en el yeyuno.

Tal como en la población adulta, en los niños la cápsula pa­rece tener un papel importante en la investigación diagnós­tica del dolor abdominal crónico y recurrente, la identificación de desórdenes alérgicos como la enteropatía eosinofílica, la investigación de la enteropatía perdedora de proteína y el síndrome de malabsorción.

Se ha demostrado que el empleo de la cápsula endoscópica en pacientes pediátricos con edad igual o superior a 2 años es se­guro y tiene bajos índices de complicaciones; estas son similares a las de la población adulta y más relacionadas con la patología en investigación que con la edad y el peso del paciente.

Las indicaciones de la evaluación del intestino delgado en la población pediátrica son las mismas que en la población adulta, sin embargo, la frecuencia de estas es diferente, habien­do predominio de investigación de hemorragia de origen oscu­ro en niños de hasta 8 años y de enfermedad inflamatoria intes­tinal, para pacientes con edad superior a 8 años y adolescentes.

La precisión diagnóstica del método parece ser muy buena y similar a la de la población adulta.

La evaluación del intestino delgado de la población pe­diátrica con cuadro clínico sugestivo de enfermedad de Cro­hn, sin hallazgos positivos en los demás exámenes endoscó­picos y en la investigación radiológica, debe ser a través de la cápsula endoscópica después de la evaluación de la permeabi­lidad con la cápsula de patencia.

 

Fuente: Intestino Delgado – Cápsula endoscópica y enteroscopia SOBED, Artur Adolfo Parada

 

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Cápsula Endoscópica en Pacientes Pediátricos
Por: Amolca, C.A., 4 octubre
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más
COIFFMAN, una referencia en Cirugía Plástica en Iberoamérica.
Por: Amolca, C.A., 25 abril
Leer más