Cápsula Endoscópica en Pacientes Geriátricos
Por: Amolca, C.A., 25 octubre

Extracto del Texto Original de:

Paula Bechara Poletti • Artur Adolfo Parada • Thiago Festa Secchi

 

La hemorragia digestiva oculta o no, identificada por otros métodos como la endoscopia digestiva superior y la colonos­copia, así como la anemia de causa por investigar, son las dos mayores indicaciones de la cápsula endoscópica.Además de estas, la investigación de la enfermedad de Crohn, enferme­dad celíaca sin respuesta, diarrea crónica, síndromes de poli­posis, anomalías vasculares evidenciadas en colon, síntomas abdominales en pacientes que usan AINES y AAS (ácido acetilsalicílico), cuadros similares al síndrome de intestino irritable no definido y las sospechas de neoplasias del intes­tino delgado son las otras indicaciones. La anemia por deficiencia de hierro es una situación clínica muy común. Es la forma más frecuente de anemia y afecta a 3,5 % de los hombres y 5,3 % de las mujeres posme­nopáusicas.

 

La misma OMS afirma que en este 1/3 de la población con anemia por deficiencia de hierro esta es causada por afecciones gastrointestinales que son manejadas inadecuada­mente. La causa de esta anemia se sitúa, con cierta frecuencia, en una lesión del intestino delgado, segmento que hasta hace poco tiempo carecía de una investigación cuidadosa. La cáp­sula endoscópica, cuyo surgimiento se dio a mediados de 1999, es hoy en día uno de los métodos importantes en la investigación de esta frecuente situación clínica. Según algu­nos autores, la cápsula permite evaluación de todo el intesti­no delgado, su sensibilidad es significativamente mayor con respecto a los exámenes radiológicos y endoscopia estándar de oro y se ha demostrado de alta ayuda diagnóstica en los pacientes con hemorragia oscuro y anemia ferropénica.

 

En el rango de edad superior a los 60 años también ocu­rren con más frecuencia las lesiones vasculares del intestino delgado y el colon. Estas pueden tener un comportamiento sutil y continuo, sin manifestación de sangrado visible, pero con pequeñas y continuas pérdidas a partir de las vasculopa­tías, llevando al paciente a la anemia crónica.

 

La hemorragia digestiva superior tiene en la endoscopia digestiva superior su procedimiento diagnóstico de elección, la hemorragia digestiva inferior en la colonoscopia y la hemo­rragia digestiva media, aquella en que la fuente del sangrado se localiza entre la papila de Vater y la válvula ileocecal, tiene hoy en día en la cápsula su primer procedimiento diagnóstico.

 

El diagnóstico, en general, es lento y elaborado. Las le­siones más comunes del intestino delgado son las vasculares, que tienen más incidencia después de los 50 a 55 años. Otras lesiones como neoplasias e inflamaciones suelen ocurrir de­bajo de esta faja etaria.

 

Desde 2006, la cápsula endoscópica quedó establecida como el primer procedimiento cuando se sospecha de patología del intestino delgado.Cada vez más ha aumentado su uso en ge­riatría, principalmente por la anemia de este grupo de pacientes.

 

El vocablo geriátrico se refería hasta hace poco tiempo a individuos de más de 60 años, sin embargo, recientemente esta faja de edad-limite se amplió porque las personas están viviendo más; hoy en día gira alrededor de 70 años, depen­diendo de la localización.

 

Las lesiones vasculares, hoy denominadas angiectasias pero que en la literatura pueden ser descritas como angiodis­plasias, malformaciones arteriovenosas, flebectasias, telangiec­tasias y otras denominaciones, son las más frecuentes causas de anemia por lesión del intestino delgado en esta faja etaria geriátrica.

 

Fuente: Intestino Delgado – Cápsula endoscópica y enteroscopia SOBED, Artur Adolfo Parada

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Cápsula Endoscópica en Pacientes Geriátricos
Por: Amolca, C.A., 25 octubre
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de Colon – Casos difíciles y complicados
Por: Amolca, C.A., 26 abril
Leer más