Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto

Extracto del texto original de:

A. Aldo Mottura

Esta técnica fue descrita por Rebellocomo tipo A cuan­do la parte supraumblical está flácida, arrugada o dis­tendida. Básicamente, consiste en realizar una cirugía del abdomen superior mediante una incisión por el surco submamario y cuando se está realizando una mastoplas­tia reductora en T invertida. De este modo, el abdomen superior es disecado hacia abajo hasta llegar al ombligo sin separarlo. Si hay flacidez de los músculos rectos, se puede realizar una plicatura muscular vertical supraum­bilical, y si la persona tiene el ombligo bajo y el abdomen superior muy distendido, también es posible realizar una plicatura horizontal (lo que deja a esta parte superior del abdomen tensa) o, en otros casos, una plicatura vertical supraumbilical de los rectos.

Seguidamente se realizan puntos tracción entre la cara profunda del colgajo y la aponeurosis de los músculos rectos y oblicuos. Luego se tracciona la piel hacia arriba y se marca lo que exce­de o cruza el surco submamario. Cuando no se realiza simultáneamente una mastoplastia reductiva, el surco submamario está delimitado por el borde inferior de la mama, pero si se hacen las dos operaciones, el surco desaparece durante la cirugía. Para suturar la mama en su lugar es aconsejable que en el momento de la incisión horizontal en la piel, se marque el surco submamario con una aguja con azul de metileno, haciendo una línea de puntos debajo de la aponeurosis para que no se borre en el transcurso de la cirugía.

Luego, en el momento de suturar el colgajo abdominal, se debe suturar la fascia de Cooper hacia donde está marcado el surco con una fuerte sutura corrida de Vicryl 2/0 a todo lo largo de la incisión. De este modo se evita que el colgajo superior descienda por acción de la gravedad. La única desven­taja de esta cirugía es que deja una cicatriz en la zona intermamaria, cuya cicatrización no siempre es buena. Esta técnica se debe considerar cuando la flacidez es solamente del abdomen superior.

El tipo C es cuando también hay cierta redundancia de piel en el abdomen inferior, en cuyo caso, a la cirugía anterior se le agrega una cirugía del abdomen supra­púbico. Cuando se diseca este colgajo hacia arriba, se debe dejar sin disecar la parte periumbilical, especial­mente no seccionar las arterias perforantes periumbilica­les –arterias de un calibre considerable que suelen estar situadas a 2-3 cm hacia cada lado del ombligo–, ya que cuando se hacen estas dos incisiones, la piel abdominal permanece irrigada por las intercostales y estas perium­bilicales. Igualmente, aquí es posible realizar plicaturas verticales, horizontales u oblicuas de los músculos, según el caso. De este modo, los tejidos del abdomen superior son traccionados hacia arriba y los de la región infraum­bilical hacia abajo. Esta es una buena técnica para cier­tos casos, como cuando se realiza simultáneamente una mastoplastia reductiva en T invertida, o cuando el abdo­men inferior ha sido irradiado.

 

Fuente: Profesor. Dr. Felipe Coiffman, tratado de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética.

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de mama, consideraciones para el cirujano plástico
Por: Amolca, C.A., 16 octubre
Leer más
Principios de Microneurocirugía Asistida por Endoscopio
Por: Amolca, C.A., 8 diciembre
Leer más