Abdominoplastias en pérdidas masiva de peso
Por: Amolca, C.A., 10 julio

Extracto del texto original de:

Martín Iglesias Morales – Mario Arturo Morán Romero – Tania Guadalupe Chávez Elizalde – Claudio Francisco Reyes Montero – Diego Iván Mario Riaño Enciso – Bruno Adonai González Nolasco – Alejandra López Méndez.

La pérdida masiva de peso (PMP) secundaria a la ciru­gía bariátrica, es de tales proporciones, que ocasiona exceso y flacidez de tejidos (piel y grasa) en las dife­rentes regiones corporales, manifestadas por colgajos cutáneos de diversas dimensiones en longitud y grosor. Esta patología Palmer la ha denominado síndrome de tejidos redundantes. La mayoría de los autores están de acuerdo que la retracción de piel es insignificante en estos pacientes. Si existe alguna retracción esta es máxima durante el primer año de pérdida de peso, pos­teriormente, cualquier retracción adicional es virtualmen­te imposible. Este exceso de tejido residual continúa limitando la marcha, su higiene personal, sus activida­des laborales, así como su sexualidad. Además, pueden presentar infecciones cutáneas recurrentes, alteraciones en la postura y dolor en la espalda baja. Lo anterior con­lleva nuevamente al deterioro en su imagen corporal y a alteraciones en su integración psicosocial y sexual. Por lo cual la cirugía del contorno corporal, después de la cirugía bariátrica, se ha convertido en parte del tratamiento integral del paciente con pérdida masiva de peso.

Las regiones más afectadas son la región medial de los brazos, mamas, abdomen, pubis, glúteos y muslos. Pero, es el abdomen, el cual frecuentemente se ve más afectado causando las mayores limitaciones y el motivo principal de consulta con cirugía plástica. Exacerbada esta deformidad por la presencia de hernias hasta en un 20%.

 

Manejo de la unidad estética inferior del tronco

La unidad corporal inferior comprende la porción infe­rior del tronco anterior y posterior, glúteos y muslos. La cirugía en alguna de las partes de la unidad estética, sin considerar sus efectos en el balance estético gene­ral del cuerpo, puede llevar a resultados mediocres y a un desequilibrio en el contorno corporal. Por ejemplo, la escultura dramática del tronco puede producir la ilusión óptica de muslos de mayor tamaño o un pubis exagera­do.Existen diferentes procedimientos para hacer un le­vantamiento de la unidad corporal inferior como un todo o, bien, en forma parcial. Se incluyen principalmente la abdominoplastia en flor de lis y la abdominoplastia cir­cunferencial. Sin embargo, esta última, también es deno­minada lipectomía en cinturón o lower body lift, las que ofrecen mejores resultados a los pacientes con PMP.

 

Requisitos para cirugía

Las características que deben de cumplir las pacientes que desean cirugía del contorno corporal son:

  • Tener de 18 a 24 meses después de la cirugía bariátrica. Este tiempo permite la estabilidad de la hemoglobina, albúmina, calcio, así como la pérdida de peso.
  • Apego a las indicaciones de la clínica de obesi­dad.
  • Mantener un peso estable, por lo menos durante seis meses.
  • Aceptar las limitaciones del tratamiento quirúrgico y no tener falsas expectativas.
  • Albúmina sérica mayor de 4 g/dl.
  • Hemoglobina mayor de 13.5 g/dl.
  • IMC menor a 30.

El tratamiento quirúrgico del contorno corporal en es­tos pacientes debe ser considerado, en esencia, como un procedimiento reconstructivo y de rehabilitación que busca objetivos funcionales, psicológicos y mejoría en el aspecto físico; sin embargo, generalmente es considera­do un procedimiento puramente estético.

 

Si desea conocer los detalles de las abdominoplastias en flor de lis y circular, en cuanto a la marcación, técnica quirúrgica y complicaciones, consulte el tratado de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética del Profesor. Dr. Felipe Coiffman.

COMPARTIR EN TUS REDES:
Facebook
Twitter

0 Comentarios

Deja tu comentario!

OTROS POST:
Abdominoplastias en pérdidas masiva de peso
Por: Amolca, C.A., 10 julio
Leer más
Abdominoplastias invertidas
Por: Amolca, C.A., 4 agosto
Leer más
Cáncer de mama, consideraciones para el cirujano plástico
Por: Amolca, C.A., 16 octubre
Leer más